ECOGRAFÍA 5D (4D HD-live)

ECOGRAFÍA 5D (4D HD-live)

La ECOGRAFÍA 5D (4D HD-live) también se conoce como ECOGRAFÍA EMOCIONAL ya que es una práctica, no sanitaria, en la que no se realiza ningún tipo de diagnóstico.

Hoy en día escuchamos hablar de diversas clases de ecografía:

  • Ecografía 3D: nos permite adquirir imágenes con volumen estáticas, es decir, sin movimiento. La imagen se ve en tonos bronce.
  • Ecografía 4D: es igual a la 3D pero incorpora a la imagen movimiento, obteniendo vídeos de tu bebé.
  • Ecografía 5D (4D HD-live): es lo más avanzado que tenemos en el mercado, nos permite adquirir imágenes volumétricas  en movimiento, con una calidad muy superior a las anteriores, mucho más real y natural. La tonalidad de la imagen es la que más se acerca al tono real de piel del bebé.

La técnica ecográfica emocional consiste en la adquisición de imágenes por medio de ondas de ultrasonido que emite la sonda del ecógrafo, estas viajan a través de la barriga de la mamá rebotando en el bebé y regresando de nuevo a la sonda, donde se recoge toda la información y se procesa en el ecógrafo, siendo transformada esta información en una imagen del bebé en tiempo real.

La ecografía emocional es una práctica indolora pues no produce molestia alguna ni a la mamá ni al bebé. También es de elevada inocuidad, está demostrado que el uso de ultrasonidos no perjudica de forma alguna, salvo en exploraciones prolongadas en el tiempo, en este caso se produciría un sobrecalentamiento del líquido amniótico. Nuestras sesiones nunca superan la hora de duración.

Para obtener imágenes de tu bebé con mayor claridad lo ideal es hacer la ecografía emocional entre la semana 26 y 28 de gestación, excepto en embarazos gemelares que sería recomendable realizarla en la semana 22. El motivo de centrarnos en esas semanas es porque la carita de tu bebé está bien definida y aún siendo grande, no ocupa todo el espacio dentro de tú útero. Además aún hay mucho líquido amniótico, necesario para que el ultrasonido capte bien la imagen.

Las mejores condiciones para obtener un buen resultado en la ecografía emocional son:

  • Buena hidratación de la mamá, es decir, que hayas bebido abundante agua.
  • No ponerte crema ni aceites en la barriga los días previos a la sesión (48 h antes).
  • Que tú bebé no esté de espaldas, tapándose la carita o muy pegado a tú placenta.

Dos de estas condiciones son controlables, la tercera no está en nuestras manos, pero siempre intentamos conseguir que si tú bebé no se deja ver, reaccione a estímulos externos (dulce, cambios de posición de la mamá, palabras de mimo y cariño, caricias, múscica…) y cambie de postura. Si a pesar de todo, tu bebé es vergonzoso y no se deja ver repetiremos la sesión en otro momento.

 

 

Autoras: Laura Rodriguez da Fonte; Beatriz Torres Silva; Natalia López Ferreño

Comentarios

  1. […] de tú familia y amigos a flor de piel, viendo la evolución de la carita y del cuerpo de tu bebé con el paso de las semanas,  disfrutando de su sonrisa, sus bostezos, sus movimientos al escuchar tu […]